Detrás de cada mito o leyenda urbana sobre Cirugía Plástica, Estética o Reparadora se esconde un gran desconocimiento por parte del público general de los materiales, técnicas y procedimientos que se llevan a cabo hoy en día.
Desde la SBCPRE queremos arrojar un poco de luz sobre mitos habituales. Seguramente has escuchado alguno de estos:

Si te operas el pecho pierdes la capacidad de amamantar

Falso. Actualmente existen numerosas técnicas de inserción de las prótesis mamarias que implican una mínima incisión así como muy poca reorganización de los tejidos, por lo cual es muy poco común que una mujer pierda la capacidad de lactar tras una cirugía de aumento mamario.

La cirugía plástica sirve para parecerse a otra persona

Falso. No se pueden imitar rasgos faciales de una persona ya que cada paciente tiene unas facciones, proporciones y características facial y/o corporal únicas. El cirujano/a plástico, estético y reparador buscará la armonía y proporción idóneas en cada caso.

La blefaroplastia o cirugía de párpados sirve para eliminar las ojeras

Falso. La blefaroplastia se utiliza para quitar las bolsas de los párpados inferiores y/o superiores. Al quitar la piel y/o grasa de esta zona, el abultamiento desaparece así como el exceso de piel, pero no la pigmentación oscura de la ojera.

La cirugía plástica requiere de retoques continuos para mantenerse

La mayoría de los tratamientos de cirugía plástica son de por vida. Los pacientes que deciden retocarse de manera más periódica es porque sienten la necesidad de cambiar de nuevo su aspecto físico o porque quieres recibir de nuevo un tratamiento no permanente.

Si tienes alguna duda sobre cualquier cuestión no dudes en contactarnos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *